A pie de obra en un museo, por Txema Campillo

Supongo que como muchos de por aquí, no pensaba que me iba a dedicar al tema este de divulgar ciencia cuando pensaba que quería ser de mayor. Yo me conformaba con ser científico y me alegra decir que lo logré. Empecé Química, me aburrí a los tres años y me pasé a lo que quería haber estudiado desde un principio cuando lo pusieron en Murcia: Ciencias Ambientales. Una anécdota de aquellos años es que siempre usaba la pizarra para explicar las dudas a los compañeros. Se me veía venir.


Siendo ambientólogo y animador de grupos en un colegio está claro que la educación ambiental iba a llamar a mi puerta. Me dediqué a ella, malamente (en tiempo y dinero) durante un par de años. Entonces recibí la oferta de trabajo que iba a marcar mi vida: la del Cosmocaixa de Madrid.

Año y medio dedicado a enseñar ciencia a niños y jóvenes, con sus problemillas laborales, que esto de ser educador no formal sigue sin estar muy bien considerado, pero iba al trabajo con ganas. Era genial. Veías como otros se lo pasaban bien contigo (la mayoría de las veces, que ya conocemos como son los adolescentes), aprendías un montón de muchas materias distintas y las comunicabas a veces de forma espectacular, rollo Flipy pero sin que pasara la explicación a toda leche en la pantalla. Eras tú quien lo explicaba antes para que todo el mundo entendiera bien lo que iba a suceder, a veces lograbas que lo comprendieran, a veces no.

Cuando la crisis llamó a la puerta, volví a casa y retomé un proyecto de blog abandonado en la nube llamado “1/4 de ambiente” que solo tenía la entrada inaugural. Iba a dedicarlo a la problemática ambiental murciana y a los 7 días estaba en Madrid. Y desde entonces han pasado casi dos años divulgando y comunicando aspectos relacionados con las Ciencias de la Tierra, enseñando a la gente que la ecología es una ciencia, no algo de “cuatro hippies comeflores”, que eso tiene otro nombre: ecologismo.

Lo flipé en colores cuando por abril del año pasado recibí la llamada del irreductible Peláez para formar parte de los colaboradores de Amazings. Es una de las mejores cosas que me han pasado en este mundillo.

Esta entrada comencé a redactarla el mismo día que Pampa y Alex nos comunicaron la iniciativa pero no me atrevía a enviarla. Ahora tengo abierto en otra ventana la preinscripción para un máster de periodismo científico. Iba “enfilao” pero me ha costado darme cuenta.

 

José Manuel (Txema) Campillo es ambientólogo y educador ambiental. Escribe en el blog “1/4 de ambiente” y es colaborador de Amazings.es. También es bastante bocazas en Twitter.

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>