A la estela del cometa Halley, por Antonio Pérez Verde

Antonio junto a Jack Lissauer, investigador principal del telescopio espacial Kepler (izquierda) y Michel Mayor, descubridor del primer exoplaneta (derecha). Imagen tomada en junio de 2010 durante la Astrobiology Summer School "Josep Comas i Sola" en Santander.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde siempre me ha gustado levantar la vista al cielo para contemplar las estrellas, sentía la necesidad de compartirlo con los demás: la observación astronómica y comunicarlo a los demás son dos cosas que siempre he pensado que deberían ir de la mano. En mi infancia tuve la suerte de vivir en Casas Ibáñez, un pueblo albaceteño donde la contaminación lumínica era escasa; me gustaba coger los prismáticos y subirme a la terraza de mi casa para observar el cielo: las Pléyades y la nebulosa de Orión eran mis favoritas.

Continue reading

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , | Leave a comment

La divulgación está en los genes, por César González Herrerías

¿Soy divulgador? Si es así, creo que se trata de una cuestión genética. Mi padre escribe desde hace 40 años en un periódico. Mi tío, que era veterinario y aventurero, me dejó en herencia toda una biblioteca de libros sobre ovnis y divulgación científica, entre los cuales estaba Cosmos de Carl Sagan. Continue reading

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , , , , , , , | 2 Comments

A pie de obra en un museo, por Txema Campillo

Supongo que como muchos de por aquí, no pensaba que me iba a dedicar al tema este de divulgar ciencia cuando pensaba que quería ser de mayor. Yo me conformaba con ser científico y me alegra decir que lo logré. Empecé Química, me aburrí a los tres años y me pasé a lo que quería haber estudiado desde un principio cuando lo pusieron en Murcia: Ciencias Ambientales. Una anécdota de aquellos años es que siempre usaba la pizarra para explicar las dudas a los compañeros. Se me veía venir.

Continue reading

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , , , , , , | Leave a comment

Llegué a la divulgación científica buscando la solución a los problemas del mundo, por Eduardo Martínez

Me inicié en el periodismo en 1972 y pronto me especialicé en relaciones internacionales. Durante 20 años estuve escribiendo una columna diaria de política internacional que se distribuía a 40 periódicos de toda España a través de la Agencia Lid, que dirigía Manu Leguineche.

Poco a poco me fui convenciendo de que la política mundial, y por ende la política de cada país, giraba en torno a un círculo vicioso: por más vueltas que le daba a la problemática del mundo (del mundo de los años 80 y 90 del siglo pasado), por más que leía y releía y estudiaba, no encontraba una vía de solución para los grandes desafíos humanos: el creciente subdesarrollo, las interminables guerras, el imparable armamentismo, el riesgo nuclear… entonces apenas se hablaba de problemas medioambientales. Continue reading

Posted in Uncategorized | 1 Comment

Cosas de hermanas y demasiada energía, por Marisa Alonso Núñez

Reflexionando para escribir esta entrada me he dado cuenta de que, sin yo saberlo, quise hacer divulgación científica desde que era pequeña. Yo nací hace ya unos cuantos años en la preciosa ciudad de Astorga (León). En esa ciudad hay una farmacia de las de antes, y cuando digo de las de antes me refiero a que existe desde 1770. Pues da la casualidad de que durante mi niñez pase mucho tiempo en esa farmacia y me parecía asombroso como se ayudaba a la gente a curarse con los medicamentos que se dispensaban y los consejos que se daban en ella. Con 4 años decidí que quería ser farmacéutica.

Continue reading

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , , , , , , , , , , | 3 Comments

Por culpa de un lunar, por Isabel Molina

Siempre me ha dado mucha envidia la gente que tiene tan claro cómo quiso ser lo que son de mayores. Porque yo de pequeña lo que quería ser es poeta y cantante. Y cuando vi que todos mis versos rimaban en exceso y todas mis notas desafinaban por defecto, soñé con ser Paul Auster. Y luego periodista, sí. Pero al final me hice bioquímica.

Continue reading

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , , , , , , | Leave a comment

Geología: divulgar a la intemperie, por Isaac Camps

Tengo bastantes recuerdos de mi infancia temprana. Cuando tenía tres años (1973) mi hermana mayor me pasó su libro de ciencias naturales de bachillerato, un libro lleno de imágenes bizarras y magnéticas. Actualmente los creyentes en la educación constructivista lo considerarían inadecuado. El recuerdo del libro es tan vívido que no tengo ninguna duda de que eso despertó mi interés por la Historia Natural. Continue reading

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Me convertí en un divulgador porque era un techie, por Juan Carlos Nieto

Una mañana en la Fnac de Bruselas encontré un libro de Ed Regis titulado Nano que hablaba de nanotecnología. Hoy no es tan extraño oír hablar de esas cosas, pero en 1997 no era un tema de dominio público. Yo no tenía ni idea de qué iba y sigo sin saber exactamente por qué lo compré. El libro y la figura de K. Eric Drexler me sedujeron, en el buen y en el mal sentido. Fue el comienzo de un largo banquete, aún no concluido, de devoralibros de ciencia y tecnología. La novia que entonces tenía era mi única audiencia: una chica brillante que soportaba bien mis primeros minutos de explicación pero cuya vocación, decididamente de letras, no propiciaba lo que hoy llamamos interactividad en el asunto. Continue reading

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , , , , , | Leave a comment

Tintín, la ilusión de ser como el reportero que nunca escribió una línea, por Fernando Torrecilla

Comenzó en mi infancia cuando mi madre me regaló un comic de Tintín en el Congo. Las aventuras de este reportero intrépido amigo del científico Tornasol y del Capitán Haddock me entusiasmaron e impulsaron mi imaginación hacia una vocación temprana que poco tenía con la actividad periodística a la que me enfrentaría años después.

Continue reading

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , , , , , | Leave a comment

Gracias a los libros de texto, por Carlos Chordá

Se podría decir que soy divulgador gracias los libros de texto. Desde que comencé como profesor de ciencias en Secundaria me di cuenta de que sin nosotros, los profesores, son aquellos unos objetos de muy escasa utilidad. Porque a ver quién es capaz de entender sin ayuda la siguiente definición que proporciona un texto cualquiera de Física y Química de 3º: “Un mol es el número de átomos que hay en exactamente doce gramos del isótopo doce del carbono. Dicho número es 6,023 · 1023, constante conocida como Número de Avogadro”. Continue reading

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , , | 1 Comment